La ciudad de Trujillo es la capital del estado del mismo nombre; es una localidad montañesa, arrebujada entre cerros, bañada a un costado  por el río Castán; primogénita en los Andes por haber sido la primera ciudad fundada el los Andes; ciudad portátil por las siete veces en que se cambio de lugar, hasta su actual emplazamiento.

Trujillo fue fundada en 1557 con el nombre de Nuestra Señora de la Paz de Trujillo por el conquistador español extremeño, Diego García de Paredes (1509 – 1563) el 9 de octubre, en un lugar cerca de la actual ciudad de Escuque, tierra de cuicas, y derivo por otros lugares, así: Miravel, en 1558, por Gutiérrez de la peña (le restituye su nombre de Trujillo, García de Paredes en 1559, llamándola Trujillo del Collado, en homenaje al entonces Gobernador de Venezuela);en 1560 la traslada a orillas del rió Boconó, nombrándola Trujillo de Salamanca; cerca de Sabana Larga o Sabana de Carvajal pasará a llamarse Trujillo de Medellín (muy cerca de la cejita); luego, con idéntica denominación, Trujillo de Medellín, pasara al sitio de La Guaca, orillas de Motatan; en 1569 estará en el lugar inmediato a la población de Pampán, finalmente, descansara definitivamente en su actual emplazamiento, entre el río Castán y la quebrada Los Cedros, entre cerros en 1570; hasta allí la trasladaron los Alcaldes ordinarios de la urbe don Diego de la Peña y don Juan de Segovia y los Regidores Juan de Bonilla y Francisco Terán, instalándose su Ayuntamiento en el nuevo lugar el 27 de octubre de 1570.

Se estima en unos 80 hombres los que acompañaron al fundador Diego García de Paredes en la fundación primigenia de la ciudad de Nuestra Señora de la Paz de Trujillo; la primera localidad instalada en la mole andina venezolana y n lugar agradable, acorde con los lineamientos de las leyes de Indias por las cuales se regían estos territorios de ultramar.

En una descripción geográfica de la ciudad de Trujillo, escrita por el fundador de 1579, Alonso Pacheco, se expresa: “ habían en estas provincia cuando ella se fundo catorce o quince mil indios hombres y ahora habrá hasta cinco o seis mil; la causa de haber faltado tanto fueron las guerras porque han sido belicosos y rebelados cuatro o cinco veces y muerto mucha gente(...) no hay en estas tierras señores ningunos ni cabeceras, más de solamente parentelas; y que acudían a un santuario porque es gente muy idolatrada y que reverencian a algunos viejos hechiceros”.

La escasez de terrenos que la reduce a estar entre cerros ha impedido una expansión de Trujillo que hoy esta reducida a sede de los poderes públicos, de oficinas gubernamentales y por eso mantiene sus características de pueblo cordillerano, mientras ve surgir y crecer a poblaciones de más reciente data, pero la capital conserva aquel señorío que el destino le deparo, donde se confunden el caballero de solera y notable apellido con el campesino que viene a vender los productos de la tierra en la ciudad.

 Trujillo forma parte de una sub - región junto con Valera, a cuyas industrias le proporciona un notable número de brazos que se ven perjudicados por la escasez e incomodidad de los vehículos de transporte colectivo. La población de la ciudad de Trujillo en el censo de 1990 fue de 57.846 habitantes, un 11,7% de aumento con relación a la población del censo de 1981. el crecimiento relativo intercensal se situó en 1990 en un 13,55. Estos habitantes se ubicaban en 13.524 viviendas notándose un aumento de 10,6% en el censo de 1981 a 24,0% en el de 1990.

Una amplia autopista hasta Valera ha simplificado el tiempo de traslado de un lugar a otro y la cual hasta el momento de redactar esta nota llegada hasta la localidad de La Plazuela, pero  concluir la totalidad de la importante arteria que reduce a 20 minutos el desplazamiento de Trujillo a Valera y viceversa.

En Trujillo se levanta la hermosa  a catedral del siglo XVII con pilares de madera, de los pocos existentes en el país y restaurada en fecha reciente. En torno a esta solución constructiva dice el especialista Graziano Gasparini: “El resultado beneficia al espacio interior puesto que lo airoso de los pilares de palosano, permite una visión del conjunto muy difícil de lograr en templos con macizas columnas de mampostería” (La arquitectura colonial en Venezuela.) (1965: 190).

El conjunto de la ciudad de Trujillo actual es el de una ciudad española en el paisaje venezolano y que se resiste a caer en la avasallante tiranía del progreso mal entendido.