Si queremos hablar de Sitios Históricos, Trujillo cuenta con lugares majestuosos y únicos en Venezuela, donde se combinan los paisajes naturales con la vieja arquitectura colonial, brindando a todo el que lo visita un viaje al pasado. Aquí detallamos a continuación algunos lugares de interés:

Catedral de Trujillo: Interesante exponente de la arquitectura del siglo XVI, mostrando sus pilares de madera; un recorrido por su interior nos pondrá en conocimiento de un pasado enaltecedor.

La Iglesia Catedral es un templo de tamaño mediano, el cuerpo principal esta formado por tres naves, separado por dos hileras de columnas de 5 cada una, de 10 metros de alto. De color negro enchapadas y son de cedros traídos de la Quebrada de Los Cedros, del mismo lugar. la portada principal es de sillerías y termina en un arco de medio punto (semicircunferencia), tiene dos puertas laterales con portada de sillerías en sus dinteles, estilo medioevo, están incrustadas las hachas con que se construyo. También hay flechas decorativas, arcos y adornos.

Su construcción comenzó en 1630 y culmino en 1662, el Cabildo de Trujillo autorizó para ellos a los ciudadanos: Juan Álvarez de Daboin, Diego Valera Graterol, que construyo el primer convento de Venezuela con monjas trujillanas.

La Iglesia Catedral o Matriz, tiene arte barroco, germánico y toscano. Tiene 49 metros de fondo, 31 de frente y la torre es Romanica de forma poligonal. Tiene 25 metros de altura con una cúpula semiesférica, fue construida durante los años 1866 al 1893, por el artista de origen italiano Lucas Montani, quien esta enterrado en ella. También se encuentran enterrados Monseñor Estalisnao Carrillo (1953), el primer Obispo Antonio Ignacio Camargo (1961), José León Rojas Chaparro (1982) y otros.

Tiene muros de 160 metros de piedra, en su construcción se uso sangre de bestias, principalmente de toro. La nave central tiene dos vertientes y las otras dos, la derecha e izquierda, tiene una. Posee dos Santísimos, 4 capillas, también de forma poligonal  una capilla central o altar mayor, llamado ábside, que es pentagonal. Tiene un bautisterio y en el se encuentra la pila bautismal donde recibió aguas lústrales el Dr. Cristóbal Mendoza, primer presidente de Venezuela.

La fachada tiene un frontón triangular en la cual los lados superiores se rompen y están remachados por una cruz de hierro. La torre tiene un reloj antiguo. El piso es de mármol y el techo de madera.

La Iglesia Catedral fue remodelada en el año 1971, por el escultor colombiano Gustavo Costés y el arquitecto venezolano Andrés Nobard.

El 20 de septiembre de 1899, fue incendiada por el General Rafael González Pacheco, Eugenio Montaña, las tropas del “Tigre de Guaitó”, General Rafael Montilla Petaquero y los Gabaldon, durante el gobierno Rafael González Pacheco a detener en Tovar, Mérida, el 6 de agosto de 1899, a Cipriano Castro, pero que al utilizar el parque comprobó que no era el mismo de las armas que llevaba, sino de las municiones de las llamadas Cubamar, por lo que derrotado llegó a Trujillo para vengarse.

Horario: Todos los días de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.
Dirección: Al Frente de la Plaza Bolivar del Municipio Trujillo. 

Centro de Historia del Estado Trujillo: El Centro de Historia o Casa de la Guerra a Muerte, es uno de los monumentos históricos nacionales del estado Trujillo, el cual representa lo que  fue la Proclama de la Guerra a Muerte, el Armisticio y la Regularización de la Guerra, cuya culminación fue en la población de Santa Ana, el 27 de noviembre de 1820.

Esta institución trujillana se halla ubicada el la vieja casona de hermosa condición donde el Libertador Simón Bolívar firmo el Decreto de Guerra  a Muerte; el 15 de junio de 1813, y el 25, 26 y 27 de noviembre de 1820 y se dio el abrazo de Bolívar y Morillo en Santa Ana, respectivamente.

Esta casa perteneció al Escocés Jacobo Antonio Roth, quien la cedió al Ejercito Libertador y a Simón Bolívar para que pernotara en ella. El 15 de junio de 1813, a las tres de la mañana fue testigo de la firma de la Proclama de la Guerra a Muerte, como una necesidad  histórica de los republicanos ante las atrocidades de las huestes realistas.

En este sentido, Jacobo Antonio Roth, quien lego a ser el primer gobernador político militar de Trujillo, cuando Venezuela se libera del yugo español, que había durado  tres siglos de colonización, gran republicano le cede la casa a Bolívar para la firma de dicha proclama.

Siete años después, en la segunda visita del Libertador a Trujillo, el 25 de noviembre de 1820, se dan dos tratados de Armisticio y Regularización de la Guerra, donde el genio de Sucre lideriza la contienda de la guerra independentista.

Esta referencia es histórica y mundial, porque dichos tratados son tomados en cuenta en las convenciones de los Derechos Humanos a nivel mundial por la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Corte de La Haya; fundamentalmente, cuando la Primera Guerra Mundial, en el Tratado de Versalles, tomaron como referencia el Armisticio y Regularización de la Guerra, efectuado aquí en Trujillo en 1820. asimismo, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, cuando las conversaciones de Ginebra, también son tomadas en cuenta dichas connotaciones.

Del 1 al 6 de marzo de 1821, en la tercera visita de Bolívar a Trujillo se entrevista con el obispo Rafael Lasso de La Vega, en la Iglesia Catedral de Trujillo, época en que la iglesia se suma a la gesta independentista, ya como institución; el libertador pernoto nuevamente en dicha residencia, asi como también en su cuarta visita.

También, en dicha casa vivió por un tiempo el General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán, hasta el 17 de junio de 1865, cuando muere. Cruz Carillo es uno de los próceres de la independencia (Trujillano), quien llegó a ser héroe de la Batalla de Boyacá, en Colombia, colaborando para su independencia, el 7 de agosto de 1819.

Allí se conserva la mesa donde se firmaron estos documentos, al igual que importantes piezas documentales, reliquias, numismática, utensilios, objetos de importancia histórica y cuadros con la figura de próceres y figuras relevantes del estado Trujillo.

Horario: Lunes a Viernes 8:00 a.m. a 6:00 p.m.
Dirección: Av. Independencia, cuadra más arriba de la Plaza Bolívar del Municipio Trujillo.

Sede del Convento "Regina Angelorum": El Convento “Regina Angelorum”, cuyo nombre viene de las letanías del Rosario: “Reina de los Ángeles”, fue creado por uno de los primeros sacerdotes de origen criollo de Venezuela, “El Bocones” Pedro Graterol, quien concibió la idea de regentar un convento de monjas con la particularidad que todas eran trujillanas. Llego a tener aproximadamente sesenta monjas. Funciono desde 1598 a 1875, cuando el  gobierno del llamado “Ilustre Americano” Antonio Guzmán Blanco lo cerró, pues de todos es conocido el odio y las actitudes anticlericales de este caudillo del siglo pasado.

Esta ubicado en una esquina inmediata a la plaza Bolívar de Trujillo, donde tuvo su sede desde el siglo XVII esta institución religiosa hasta su desaparición.

Indudablemente que este convento cumplió una labor social, religiosa, educativa, cultural importante. Es de destacar, que el Obispo Mariano Martí, prohibió a las monjas a usar tacones, porque las famosas redondas se les notaban o pronunciaban más. Las dietas que pagaban las “niñas de bien” o ricas que se hospedaban en el convento, eran tan elevado que hoy día se podría vivir cómodamente durante 30 años aun con el costo de la vida, con esas asignaciones.

Cuando se comenzó a construir la Iglesia Catedral en el año 1630, el convento estaba floreciente y contaba con numerosos mecenas y protectores, entre los que se destacaron: Blas Rosales, Rubén Sanz, Diego Valera Graterol y Juan Álvarez de Daboin. Este convento también fue protegido por los Obispos mauro de Tovar, Alonso Briceño, Antonio González de Acuña “El Chileno” y el panameño Rafael Lasso de La Vega.

Hoy en día el convento “Regina Angelorum”, es sede de la Biblioteca “Mario Briceño Iragorry”, con una basta existencia de libros, revistas y periódicos. Regularmente se realizan exposiciones en el lugar y se exhiben fotografías y efectos del eminente trujillano Mario Briceño Iragorry.

Horario: Lunes a Viernes 8:30 a.m. a 6:00 p.m.
Dirección: Av. Independencia c/calle Miranda, diagonal Plaza Bolívar del Municipio Trujillo.